CONCLUSIONES XI JORNADA DIOCESANA DE APOSTOLADO SEGLAR

1. En medio de una sociedad post-moderna: La Iglesia, al dar razones de la fe que proclama, ha de proponer el Evangelio de una manera atractiva y adecuada para el hombre de hoy.
2. Es necesario poner un mayor empeño en la conversión personal y en mantener la unidad de la Iglesia para que nuestro testimonio sea auténtico y fiable. 
3. Es urgente una mayor participación de los católicos en la cultura y la vida pública.
4. Se requiere trabajar por un cambio en las instituciones desde la certeza de que sólo Cristo puede iluminar a los hombres para conseguir una nueva sociedad. 
5. Es de vital importancia la protección de la familia. Se ha de trabajar pastoralmente para que la familia, concebida como Iglesia doméstica, haga visibles las virtudes propias de la familia cristiana en contraposición de los valores anticristianos de hoy.
6. La Iglesia, debe tener en cuenta a los jóvenes, futuro de la sociedad. 
7. La fe se hace visible también a través de los signos cristianos, a falta de éstos, nuestro testimonio personal ha de ser aún más explicito.
8. Ante la grave crisis económica y moral los cristianos hemos de responder con generosidad a las necesidades materiales y espirituales surgidas de esa doble crisis, y no debemos renunciar a vivir en la esperanza y la alegría cristiana. 
9. En nuestra sociedad, en el momento actual, también hay multitud de aspectos positivos que son una oportunidad para la Evangelización: la riqueza de carismas suscitados por el Espíritu Santo, un sí más comprometido de numerosos creyentes, jóvenes ilusionados que entregan su vida en las distintas vocaciones y muy en concreto deseosos de formar familias cristianas, sin olvidar los grandes avances de la comunicación.
10.El éxito de toda acción evangelizadora de la Iglesia dependerá de una oración constante, alimentada en los sacramentos y la lectura de la Palabra de Dios y de la fidelidad al Evangelio y al Magisterio de la Iglesia.
 
© 2011 Delegación Diocesana de Apostolado Seglar