8 de Mayo de 2001

Paz y Alegría en Cristo Resucitado

A todas las asociaciones, movimientos y grupos de Apostolado Seglar, a sus dirigentes, militantes y consiliarios

El próximo 3 de Junio la Iglesia celebra la solemnidad de Pentecostés, el envío del Espíritu Santo sobre el colegio apostólico y sobre toda 1 a Iglesia. En este día suplicamos al Espíritu, Señor y Dador de vida, que renueve hoy las maravillas de su primera venida y colme a la Iglesia y a cada bautizado con su presencia santificadora para poder anunciar el evangelio a todos los hombres y comunicarles la salvación de Cristo. En esta fiesta celebramos el advenimiento definitivo de la gracia y, con profunda adoración, suplicamos que el poder del Señor se manifieste en nuestra humilde fragilidad.

Con ocasión de esta fiesta he publicado una carta pastoral sobre la urgente necesidad del Apostolado Seglar y de la Acción Católica invitando a vivir la dimensión apostólica de nuestra vocación bautismal. Os invito a leerla y a meditarla para que cada asociación y movimiento apostólico y cada uno de sus miembros, con plena fidelidad a su carisma, descubra su vocación al servicio de la Iglesia y de la nueva evangelización.

Quiero también invitaros a la Vigilia de Pentecostés que tendrá lugar en la Santa Iglesia Catedral de Santa María la Real de la Almudena, el sábado, día 2 de Junio, a las ocho de la tarde y que presidiré con el fin de pedir al Espíritu Santo su venida sobre la Iglesia diocesana y sobre todas las asociaciones y movimientos que la enriquecen. El Papa nos ha recordado recientemente, en su carta Novo Millennio Ineunte que "es necesario un cristianismo que se distinga ante todo en el arte de la oración" (N' 32). La oración ardiente y suplicante al Espíritu nos alcanzará lo que nuestro corazón desea y nuestras solas fuerzas no consiguen. Acudid, pues, a esta Vigilia, unidos a Santa María la Virgen, Madre de la Iglesia, en la que una vez más la oración se revelará como el alma y aliento de la comunión eclesial.

Deseo, además, animaros a participar en la Jornada del Apostolado Seglar que, unida a la solemnidad de Pentecostés tendrá lugar el Domingo 16 de Junio y de la que tendréis información precisa a través de la Delegación correspondiente. Reflexionar juntos sobre la vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo es hoy una de las tareas más urgentes si queremos cumplir con el mandato del Señor de ser luz del mundo y sal de la tierra. En esta jornada los diversos carismas laicales podrán aportar su propia experiencia y contribuir a la común edificación del Cuerpo de Cristo.

Pido al Señor Resucitado por el fruto de estas celebraciones en las que reconocemos que Cristo vive en medio de nosotros, nos envía su Espíritu de la Verdad y de la Santidad y nos concede la gracia de ser los pregoneros de su evangelio y los testigos de su salvación.

Os bendice de todo corazón

+ Antonio Mª Rouco Varela
Cardenal Arzobispo de Madrid

   
© 2008 Delegación Diocesana de Apostolado Seglar
Arte Digital Producciones